Cuento la experiencia de una persona cercana, esta experiencia me ha sido contada y por ello, creo que es conveniente saber alguna cosa interesante.

Resulta que muchas personas aún no se fijan en lo que comen (yo mismo compro a veces cosas que si lo sé no lo hubiera hecho). Casi en toda la comida que hoy se vende, se incluyen ciertos aditivos, edulcorantes, etc, que no deberían estar presentes en nuestros organismos, debido a los terribles efectos secundarios que eso produce.

Esta persona cercana, hace unos pocos días, se encontró a la que iba a trabajar a un chica vecina suya, que estaba en el portal medio llorando y con síntomas de aborto involuntario, por aportar más datos, la chica en cuestión iba por el 5 embarazo, tras cuatro anteriores fallidos. Mi amigo, le comentó que dejara de comer chicles y beber refrescos, ya que contienen aspartamo y es muy nocivo para la salud y produce abortos. Cuando la chica escuchó esto, le contestó que era adicta desde pequeña a los chicles y refrescos, por no decir que trabaja en el McDonals, a menudo consume de manera continua estos productos, que son muy dañinos para todos y sobre todo, todas las embarazadas. Otros compuestos y efecto secundario son Isomaltitol (E-953), Sorbitol (E-420), Xilitol (E-967), Manitol (E-421) y Maltitol (E-965), todos los aditivos terminados en “tol” contienen polioles en su composición, y un consumo abusivo puede tener efectos laxantes. La chica le comentó que de pequeña y no tan pequeña había tenido diarreas por comer tanto chicle y refresco, al menos si sabía que esos productos podían producir esos efectos.

Si nos fijamos, la industria alimentaria nos miente en la cara, nos expone a morir o hacer morir a nuestros seres queridos, es así de maja la industria, mejor dicho el sistema, pero aún más majos somos nosotros que seguimos consumiendo sin informarnos. Esta chica quizás deje su “adición” a los chicles y traiga un precioso niño al mundo, pero quizás otra no pueda por que la “industria” decide que quiere que abortes, te cagues y te vuelvas imbécil por consumir colorante para la paella, ya que puede afectar también a el comportamiento de los niños, para luego crear una enfermedad o síndrome ficticio (TDAH) y así forrarnos y empastillar a los niños, está todo inventado amigos.

Otro curioso elemento que añaden a algunos botes de conserva con el delicioso melocotón en almíbar es el cloruro cálcico, por lo menos que yo tenga comprobado en la marca Celorrio, este producto está prohibido en muchísimos países por sus problemas para con los testículos y la capacidad de procrear de los hombres, así que majos, si queréis hijos, se acabó el melocotón en almíbar, al menos fijaros que no os toque un “alimento” con este edulcorante.

Ya que todavía no nos hemos hecho del todo a la idea de lo podrido que puede llegar a estar todo y lo bien que lo podríamos hacer, fijémonos en los pequeños detalles para así enlazar toda la información que nos lleve al único camino de la verdad, pues aunque cada experiencia sea diferente, para algunas cosas tan solo existe una verdad y es que ni el estado, ni el sistema, ni sus títeres o nuestros verdugos, nos quieren sanos y salvos, su frecuencia es baja y negativa, enciende la televisión y todo lo que verás, en su mayoría, solo será algo que te produzca estar de bajón o cabreado, algo vanidoso o sin sentido, o sexo, muchoooooooooooo sexo, horas de publicidad incluso con alimentos, que te venden también sexo (el anuncio famoso de coca-cola light, cualquier colonia, espárragos carretilla y el chuzo que tragaba a fondo, el esparrago), es lo que vende y trabajo en una empresa de publicidad, se de lo que estoy hablando. Todo se vende y se compra, mi vida, las vuestras, están vendidas si no hacemos algo de verdad en contra de lo más ruin de este mundo, puesto que es nuestra vida la que está en juego, no es la democracia, no es el sistema, no es la política, no es la religión, es la vida la que está en juego y sobre todo en peligro, sino, quédate embarazada y comete unos cuantos chicles… esto es muy basto decirlo, pero a veces la gente solo hace caso si hablas las cosas a las claras y sin “protocolos”, la leche es blanca y nos quieren jodidos, a quien le guste bien y a quien no, que se coma unos chicles.

Continuando con lo anterior, resulta que el Cloruro cálcico está incluido en muchos de los alimentos que se destinan a las personas más necesitadas de Europa, aporto esta fotografía que demuestra que no miento, que yo no gano ABSOLUTAMENTE NADA con esta información y el tiempo que me quita el estar haciendo otras cosas, hay muy pocos que valoren esto, pero como le digo a mi pareja, mientras le interese a 4 para mi es suficiente.

IMG_20141025_000112IMG_20141025_000049

Por lo tanto, tenemos que darnos cuenta que vivimos en un estado eugenésico, el cual, desde varios frentes se está capando la vida humana, con la participación en activo de todos y el permiso de aquellos que nos “representaron” y hoy “nos representan”.

Termino con un texto extraído del libro Conversaciones con Dios, muy interesante por otra parte:

¡Tonterías!, Tienes el poder y la capacidad de acabar con el hambre en el mundo en este momento, de curar las enfermedades en este instante. ¿Y si te dijera que vuestro propio estamento médico OCULTA métodos de curación, se niega a aceptar medicinas y procedimientos alternativos, por que amenazan la propia estructura de la profesión de curar? ¿Y si te dijera que los gobiernos no quieren acabar con el hambre en el mundo? ¿Me creerías?

… Este asunto me ha traído de cabeza. Sé que ese es el punto de vista populista, pero no puedo creer que realmente sea cierto. Ningún médico niega la curación. Nadie quiere ver morir a sus compatriotas…

Ningún médico individuar; es cierto. Ningún compatriota particular; es correcto. Pero cuando hablamos del estamento médico y estamento político, hablamos de algo institucionalizado, y son las instituciones las que lo hacen, a veces de manera muy sutil, a veces incluso inconsciente, pero inevitablemente…. Ya que, para dichas instituciones, se trata de una cuestión de supervivencia.

Así, por ponerte sólo un ejemplo muy sencillo y evidente, los médicos occidentales rechazan la eficacia de los médicos orientales porque aceptarla, admitir que determinadas modalidades alternativas pueden proporcionar una curación, supondría desgarrar el propio tejido de la institución tal y como está estructurado.

Esto no es malévolo, pero es insidioso. El estamento no lo hace porque sea malo; lo hace porque tiene miedo.

“Todo ataque es una llamada de socorro”

Aire: http://goo.gl/clRvTJ

Agua: http://goo.gl/KWhjHq , http://goo.gl/ZnoYqI

Tierra: http://goo.gl/h6e2Sg

Anuncios